Ezequiel

marzo 29, 2008 · No Comments

Período de vida

Durante el siglo VI a.C., quizás cerca de los años 620-570 a.C.

Ministerio

Biblia MormonaUn profeta de linaje sacerdotal, Ezequiel recibió su llamamiento mientras se hallaba deportado en Babilonia aproximadamente en el año 593 a.C. Profetizó durante 22 años. La esposa de Ezequiel murió mientras se encontraban en exilio.

Preparación y llamamiento

Ezequiel provenía de una herencia sacerdotal. Al parecer recibió una buena educación y demostró ser sabio, ya que fue consultado por líderes judíos y escribía como un hombre con un aprendizaje importante.

Interacción con Dios

Ezequiel recibió muchas revelaciones y tuvo una firme creencia en la restauración de Israel y el templo.

Situación social

Ezequiel fue uno de los muchos judeanos que fueron deportados a Babilonia a inicios del siglo VI a.C. Fueron sometidos a vivir entre personas que no adoraban ni creían como ellos lo hacían. Su pueblo (los judíos) añoraba su patria y su templo y vieron al exilio como una carga pesada. Sin embargo, no siempre escogieron obedecer a su Dios. Al igual que los niños, añoraban lo que no podían tener, pero no escogieron sabiamente entre las opciones que sí tenían.

Enseñanzas claves

Ezequiel enseñó firmemente la responsabilidad individual (Ezequiel 18). Independientemente de la circunstancia, ya sea en cautiverio o libertad, cada persona debía elegir su comportamiento. Él no siempre fue optimista sobre la capacidad de las personas de escoger correctamente, pero enseñó claramente acerca de su responsabilidad para hacerlo.

También enseñó que Dios podría ser fiel y mostrar gracia ilimitada a aquellos que escogían seguirlo. Dios era sagrado y devoto a Su pueblo elegido.

Su visión sobre el valle de los huesos secos (Ezequiel 37) brinda un testimonio claro de la resurrección.

Profecías de Cristo

Así ha dicho Jehová el Señor: He aquí yo abro vuestros sepulcros, pueblo mío, y os haré subir de vuestras sepulturas, y os traeré a la tierra de Israel. (Ezequiel 37:12)

Viviendo con el profeta

En el capítulo 18 de su libro, Ezequiel enseña que somos responsables de nuestras acciones. No somos responsables de los pecados de nuestros ancestros, tampoco debemos ser castigados por las decisiones de nuestros hijos. Cada persona debe levantarse y ser responsable de sus decisiones y comportamiento. ¡Ni la familia, ni la sociedad, ni el mismo Dios le obligan a usted a escoger el mal! ¿En qué aspectos de su vida puede asumir mayor responsabilidad? ¿Cómo puede invitar a Dios a su vida para que lo ayude a no culpar a otros por sus acciones?

Fuentes:

Oxford Companion to the Bible (Compañero Oxford a la Biblia-en inglés), s.v. “Ezekiel, the Book of”

La Sagrada Biblia, Libro de Ezequiel

Categories: Profetas del Antiguo Testamento

0 respuestas hasta ahorita ↓

  • No hay comentarios aún...comienza tú, escribiendo en el recuadro que aparece a continuación.

Deja un comentario